Nuestras mascotas envejecen, igual que nos pasa a nosotros. Y los síntomas no son muy diferentes, igual que determinadas soluciones. Observando a tu perro o tu gato de más de 7 años (según razas), verás que se están produciendo ciertos cambios en su cuerpo y en su comportamiento que no pasan desapercibidos, a eso se llama envejecimiento y la disciplina médica que se ocupa de su cuidado es la Geriatría Veterinaria.

Hay un motivo fundamental para vacunar a tu mascota, muchas de las enfermedades que afectan a nuestros animales se transmiten a personas, es decir, la vacunación es una manera muy efectiva de proteger no sólo a nuestras mascotas sino también  a nuestra familia.

La vacunación es un acto clínico de gran importancia para las mascotas y solamente un veterinario puede valorar de forma profesional clínica el estado de salud, la edad idónea a la que ponerle una u otra vacuna así como otras circunstancias necesarias para obtener una buena inmunidad.

Como la mayoría de los campos de atención médica, la profesión veterinaria se ha segmentado en múltiples niveles. Los veterinarios pueden especializarse en varias disciplinas como cirugía, medicina interna, radiología, anestesiología, oftalmología, dermatología, cardiología, oncología, etc.

Los animales merecen la mejor atención posible. Al igual que los humanos son tratados por especialistas por una variedad de razones médicas, los animales deben ser tratados por especialistas veterinarios cuando la atención avanzada está justificada. La cirugía, a menudo, justifica esa atención.