Como la mayoría de los campos de atención médica, la profesión veterinaria se ha segmentado en múltiples niveles. Los veterinarios pueden especializarse en varias disciplinas como cirugía, medicina interna, radiología, anestesiología, oftalmología, dermatología, cardiología, oncología, etc.

Los animales merecen la mejor atención posible. Al igual que los humanos son tratados por especialistas por una variedad de razones médicas, los animales deben ser tratados por especialistas veterinarios cuando la atención avanzada está justificada. La cirugía, a menudo, justifica esa atención.